Los pasos básicos de la danza clásica

Veamos hoy los pasos básicos de la danza clásica, un estilo que se ha ido codificando desde sus inicios con el Rey en Sol en su palacio de Versalles.

A diferencia que en la danza contemporánea que continúa evolucionando y se crean nuevos movimientos en cada coreografía, la danza clásica tiene un vocabulario ya creado. Es decir, todos los movimientos que se usan en un ballet tienen un nombre. Veamos los nombres más básicos que aprenderás cuando te inicies en el mundo de la danza clásica.

Posiciones de los pies:

Hay cinco posiciones principales en las que colocamos los pies. Siempre en “en dehors”, en rotación externa. Para entendernos, les dedos de los pies no apuntan al frente nuestro, si no que lo hacen hacia los lados; rotando los fémures hacia afuera en la articulación de la cadera. También hay estas mismas posiciones para los brazos, que se colocarán de forma redondeada con los codos ligeramente flexionados.

Primera posición: los talones están juntos y toda la cara interna de la las piernas están en contacto una con la otra. Los brazos forman un óvalo delante nuestro con las manos a la altura del final del esternón aproximadamente.

Segunda posición: separamos las piernas a los lados con una distancia de pie y medio aproximadamente entre ellas. Los dos brazos se abren a los costados también.

Tercera posición: manteniendo la rotación externa en las caderas, los pies se juntan colocando el talón del pie delantero en el centro del pie posterior. Los brazos están colocados uno en primera posición y otro en segunda posición.

Cuarta posición: aquí los pies están separados uno delante del otro alineando los dedos de un pie con el talón del contrario. Para los brazos colocamos uno en quinta posición y otro en primera.

Quinta posición: los pies están completamente juntos. Sin perder nunca la rotación externa, el talón del pie delantera está en contacto con el pulgar del pie trasero. Los dos brazos forman un óvalo sobra nuestra cabeza.

La terminología usada para los pasos de ballet viene del francés, y muchas veces significan su traducción literal.

Pliés.

Es la flexión y extensión de las rodillas en las diferentes posiciones de pies. Cuando la flexión no es muy grande y los talones permanecen pegados al suelo se denomina demi-plié. Un grand-plié es cuando usamos toda la flexión que tenemos y la pelvis desciende hacia el suelo haciendo que los talones se despeguen del suelo (excepto en la segunda posición, que no se levantan nunca).

Battement:

Es el movimiento mediante el cual la pierna sale desde una de las cinco posiciones a un punto en el espacio situado delante, al lado o detrás nuestro. Hay muchos tipos de battement. Si la pierna sale estirada y no se despega del suelo es un battement tendu. Si sale con más fuerza y se despega a 45 grados del suelo es un battement jeté. Cuando lanzamos la pierna estirada con fuerza para que suba en el aire se denomina grand battement. Si en lugar de salir delante, al lado o detrás dibuja un semicírculo pasando por todos estos puntos, entonces sería un rond de jambe.

Estos son los movimientos más básicos de la danza clásica y los primeros que se aprenden. A partir de estos pasos, se van elaborando otros más complicados y se preparación  los movimientos para las coreografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *