3 Motivos para aprender ballet

Te damos 3 motivos para aprender ballet y que empieces ya a recibir clases de este noble arte. En realidad motivos hay muchos, así que te vamos a contar algunos más pero los vamos a dividir en tres grupos:

Motivos para aprender ballet si eres adulto

La edad no es una limitación para iniciarse en cualquier estilo de danza y baile. Si ya te encuentras en lo que habitualmente se denomina “edad adulta” y siempre quisiste ponerte unas zapatillas de ballet, no lo retrases más; ¡hazlo!

Te ayudará a crear una disciplina aplicable a otros aspectos de tu vida cotidiana. Para mejorar en la técnica del ballet son imprescindibles la constancia y la planificación de pequeños objetivos. Verás cómo esto se va convirtiendo en un hábito poco a poco y lo podrás poner en práctica en tus retos laborales y personales.

También mejorarás tu higiene postural y moldearás tu cuerpo de una manera equilibrada y armónica. Al potenciar un cuerpo ágil y flexible combatirás el paso del tiempo, y no sólo a nivel físico; la danza tiene numerosos beneficios en cuanto a salud mental se refiere.

Motivos para apuntar a tu hijo o hija a clases de ballet

Cuando los más peques de la casa van a clase de ballet estarán acudiendo a una actividad social, lo que les ayudará a crear nuevas amistades y tener más soltura a la hora de relacionarse. Desarrollarán sus capacidades expresivas a la vez que se conocen a sí mismos. Descubrir todas las posibilidades de tu cuerpo es toda una aventura. Y no nos olvidemos que el baile fomenta las habilidades psicomotrices y a educación rítmico-musical.

Motivos para ir a clase de ballet si bailas otros estilos

Aunque vayas habitualmente a clases de otros estilos como la danza contemporánea o la urbana, la danza clásica es una poderosa herramienta en tu formación. Te ayudará a crear una técnica base con la que podrás defender los movimientos más complicados como saltos y giros. Además, es un buen entrenamiento para poner en forma tu cuerpo y prevenir lesiones que pueden surgir ante las grandes exigencias físicas que supone el baile.

También estimularás la propiocepción por lo que serás mucho más consciente de tu cuerpo. Esto te va a proporcionar por un lado una mejor técnica respetuosa con tu cuerpo y por otro lado mayor precisión en la ejecución de los movimientos.

Y con todo esto que te acabamos de contar… ¿Ya te has apuntado a clases de ballet?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.